Reclamar la Hipoteca naranja

Reclamar los gastos de la “hipoteca naranja”

ING llegó a España como un banco más orientado al consumidor y que ofrecía productos más competitivos que la banca tradicional. Prueba de ello es su hipoteca naranja, un tipo de préstamo con buenas condiciones con el que consiguió ganar cuota de mercado en el sector bancario. Lo cierto es que, pese a que se presentaba como un banco más transparente, en sus hipotecas también incluían cláusulas abusivas para el cliente como la que obligaba al consumidor a hacerse cargo de los gastos hipotecarios.

Con la Sentencia del Tribunal Supremo de diciembre de 2015, quedó claro que la cláusula que cargaba estos gastos al consumidor sin haber sido negociada, es abusiva y como consecuencia, nula. Desde este momento todas las entidades tenías que devolver las cantidades correspondientes a tasación, registro de la propiedad, gestoría y notaria, comisión de apertura y otros tributos. Los bancos pusieron a disposición del cliente mecanismos de reclamación, pero en la mayoría de los casos trataban de disuadirles en su idea de recuperar el dinero, haciendo que éstos tuvieran que recurrir a la vía judicial para recuperar las cantidades pagadas de más.

Sorprendentemente, ING se negó a devolver a sus clientes los gastos de formalización de la hipoteca naranja. Sus argumentos eran:

  1. Que el notario había explicado a los hipotecados las condiciones, no pudiendo éstos alegar el desconocimiento de dicha cláusula poro haber cumplido con la exigencia de transparencia. Este argumento no tiene validez jurídica, ya que al haberse declarado una cláusula abusiva y por tanto nula, no depende del grado de conocimiento que tenga el consumidor de la misma.
  2. Que la hipoteca naranja tiene unas condiciones mejores que las de la media del mercado, que no tienen comisiones y por eso era más lógico incluir ciertos gastos a pagar por el cliente para establecer un equilibrio.
  3. Argumentaban también que las cláusulas de sus hipotecas son diferentes a las que han sido declaradas nulas por el Supremo y que eran incluidas por otros bancos. Sin embargo, el alto Tribunal aclara que todos los bancos incluyeron estas cláusulas con el mismo fin, el de cargar a los clientes con estos gastos, aunque con distinta redacción.

¿Qué gastos se pueden reclamar de las hipotecas de ING?

  • Factura de la notaria correspondiente a la Escritura de Préstamo Hipotecario.
  • Gastos de tasación de la vivienda.
  • Factura del registro de la propiedad por la inscripción de la Hipoteca.
  • Gastos de gestoría, siempre y cuando su intervención se haya impuesto por el banco.

En lo que si que se diferencian las hipotecas de ING con respecto a las de otros bancos es en la comisión de apertura, que también es abusiva pero ING no la cobraba.

Al ser una cláusula abusiva y por tanto nula, no hay plazos para reclamar. Si no lo has hecho ya, podemos ayudarte.

¿Cuál es el proceso para la reclamación de los gastos de hipotecas de ING?

ING creó un departamento llamado Servicio de Defensa al cliente. En primer lugar tendrías que dirigirte aquí solicitando la devolución por la vía administrativa. Te aconsejamos que en este primer paso cuentes ya con un abogado que te asesore, por si quieren llegar a un acuerdo contigo, tener las garantías de que se trata de un pacto justo y beneficioso para ti.

En caso de que esta petición de devolución sea desestimada, que es lo que ocurre en la mayoría de los casos, o el acuerdo propuesto no sea el mejor para ti, tienes la vía judicial para reclamarlos. Contacta con nosotros y hablamos sobre ello.